lunes, 29 de agosto de 2016


La riqueza natural de las Islas Baleares ha atraído durante siglos a fenicios, griegos, romanos y cartagineses. Conscientes de que las ínsulas mediterráneas son lugares con muchos recursos, los pueblos venían a instalarse en un entorno, rico en materiales, clima y productos agroalimentarios, además de tener una privilegiada situación estratégica. A lo largo de la historia, nos han aportado conocimientos sobre cómo aprovechar los recursos naturales, dejándonos un valioso tesoro en forma de patrimonio. Estas circunstancias hacen de las Baleares un lugar plagado de yacimientos y de tesoros submarinos
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario